SOMOS ASERTIVOS?

lunes, 29 de octubre de 2018 a la/s 11:21

¿Sera que somos asertivos?

Quizás hemos escuchado esa palabra: Asertividad
Y aun sabiendo que muchas veces la necesitemos, pocas veces tendremos la certeza de saber el momento adecuado para usarla.

No solo se trata de conocer, pero al menos es el primer paso. Actuar requiere de compromiso, empeño y decisión. Pero.... debemos comprender que la Asertividad, es una habilidad emocional que tenemos como seres humanos para expresar nuestros derechos sin manipular al otro y sin afectar la estabilidad emocional de la contraparte.

Es necesario acotar que la asertividad debe manifestarse entre la empatía y la congruencia de nuestras emociones, pues es absurdo expresar un sentimiento con el gesto o la actitud contraria porque perdería credibilidad. En este sentido, se basa en el equilibrio entre la impulsividad y la manipulación. No cometer abusos emocionales que denigren la integridad de cada persona, sino mas bien mantener una personalidad ajustada a la sensibilidad y firmeza de acciones.

Si se trata de una relación de pareja, en caso de tomar un ejemplo, es necesario te preguntes: 

¿Para qué quieres una relación?
¿Qué estoy buscando en el otro?
¿Que necesito sentir y aprender con una relación?
¿Qué ventajas me proporciona estar en una relación?
¿Para qué decido estar en una relación y no seguir en la soltería?
¿Estoy claro en que esto es lo que quiero?

Con estas preguntas, se deja en claro la relación existente entre empatía y congruencia. Elementos primarios en el desarrollo de la asertividad como patrón para ejercer equilibrio entre lo que quieres sentir, hacer y vivir.

A quienes les cuesta ser más asertivos, son a esas personas, quienes en la infancia se les castigaba y exigía imposiciones son explicar motivos ni consecuencias, sino con un dejo de autoridad y disciplina sin contemplación, donde a esos adultos se les reconoce o como carentes de fortalezas emocionales y llenos de necesidad de la aprobación de otros, así como llamar la atención, no tener una visión definida de metas ni prioridades, y por supuesto actuar agresivamente ante lo que no se puede controlar, pues usualmente se vale de los demás para conseguir propósitos.

¿Que debo hacer en estos casos?

- Coloca en una lista mental o preferiblemente escrita, todo aquello que deseas de una relación, con el objetivo de estar claro al momento de presentarse la oportunidad.
- Nada es rígido, pues la relación es de dos personas y ambos suelen construir lo que desean.
-Cuando seleccionamos una pareja, no solo seleccionamos al amante, también elegimos el amigo, la alegría, la coincidencia, la reciprocidad, el sentir, el disfrutar buenos y malos momentos y el reconocer que cada conflicto es una oportunidad para seguir creciendo y fortaleciéndose como un equipo lleno de soluciones.
- Auto observarse en términos de emoción, pensamiento y conducta mediando la intensidad de cada episodio
- Preguntarse? ¿Qué es lo peor que puede pasar? para reducir la ansiedad y enfrentarse al equilibrio de cada deseo.
- Al dar un feedback, sugerir críticas constructivas de modo que reforzar los aspectos positivos al principio para luego de un "sin embargo", especificar las situaciones no tan favorables de dicha conducta.
- Es necesario saber que las parejas se forman y se deforman, se hacen y se deshacen, aprenden y desaprenden, fluyen y se estancan. Todo corresponde a un ciclo donde el equilibrio lo mantiene la asertividad de seguir adelante en la lucha y construcción de cada meta y deseo como pareja.
- Ser congruente con lo que se dice, hace y siente.
- Expresar malestares en el momento oportuno, de tal modo que se escoja un habito o actividad para expresarlo, o bien, escoger un día para expresar las quejas repentinas, sin intoxicar la calidad de otros días
- Date la oportunidad de crecer, de definir tus deseos, de seguir adelante, de fluir, discernir y ser flexible, escoge motivos y oportunidades, se compatible, recibe y da

Es importante reconocer con este ejemplo, que la asertividad es fundamental en cada etapa de nuestras vidas porque obtenemos ventajas como persona, aprenderemos a decir que NO sin sentirnos culpables, seremos escuchados y tomados en serio por otros, nos ayuda a expresar deseos, opiniones y sentimientos, seremos tratados con respeto, decidiremos nuestras propias prioridades, nos ayuda a controlar emociones que usualmente son negativas y pretenden crear disfunción en nuestro organismo como la ira, la depresión, la ansiedad, las circunstancias injustas donde se media la autoridad y el poder y corroborar que simplemente, esta es una habilidad para sentirnos en paz con nosotros mismos.

La asertividad, sin duda nos ayuda a relacionarnos mejor en nuestro entorno, con quienes nos quieren hacer sentir culpables, con los que demandan mas tiempo del tenemos o queremos,  con la gente que pide cosas que no queremos dar, con quienes quieren imponer sus valores o ideologías, por quienes no saben como pedir ni saben como dar lo que desean, para negociar cambios de conducta, mantener el compromiso en una relación, remover egocentrismos y caprichos y por supuesto saber que la calidad de una persona, se basa en el estilo interpersonal que mejor defina su carácter y temperamento.

Si somos de estilo agresivo, tenderemos a pisotear, amenazar y acusar al otro sin importar sentimientos. La ventaja de este comportamiento es que nadie se aprovecha del agresivo, pero la desventaja es que nadie quiere compartir con esta persona.

Por su parte, alguien del estilo pasivo, es una persona que fácilmente permite que los demás se aprovechen de ella, cuando no se defiende a si misma ignorando sus propios sentimientos. Su ventaja es que rara vez experimenta rechazo pues siempre va a ceder y la desventaja es que se aprovechan almacenando resentimiento y rabia. 

Sin duda, la peor maldición que puede caer sobre un hombre es pensar negativamente sobre si mismo, ¡¡pues destruye la forma de seguir adelante y luchar por su calidad de vida!!


A triunfar con la alegría de la asertividad!!

Espero que esta información sea de gran utilidad en tu transitar por la vida. Aprovecha y aplica este conocimiento a tu favor. Nos vemos en el próximo post. Inhala, Sonríe, Exhala… Y recuerda, Dios está en Total Control. “ASÍ DE SIMPLE"


Elnor Bracho
Mentor, Life Coach, Estratega Holístico para Negocios y Proyectos,
Conferencista Internacional, Co-Fundador de la plataforma digital Coaching Hub, LLC.

SIGUEME
Facebook: @ElnorBrachoCoach
Twitter: @ElnorBracho
Instagram: @ElnorBracho

Blogger
Google+
Facebook
Comentarios :

0 comentarios :

Publicar un comentario